El Toyota Corolla Sport se lanza al ataque con una variante híbrida

Desde 1966 que el Corolla está presente en el abanico de productos del fabricante japonés Toyota, un ejemplar tan relevante que, además de sus 45 millones de unidades vendidas en el mundo, ha logrado independizarse de su creador hasta el punto de asumir una identidad casi tan poderosa como la de su propia marca.

Con respecto a la variante Sport, que es la tipología que llega al mercado chileno para agitar las aguas en el segmento C, podemos decir que se trata de la tercera evolución. Dentro de sus objetivos está tomar la posta del Auris, un producto de cierto modo incomprendido y que en ningún caso alcanzó los mismos niveles de notoriedad del Corolla; al final de cuentas lo más lógico era reemplazar un producto de bajo impacto por uno que calza en la categoría de leyenda.

A partir del ahora al Corolla Sport lo soporta una plataforma Toyota New Global Architecture (TNGA), una base debutante que le otorga hasta un 60% más de rigidez estructural a la carrocería, la que dicho sea de paso ostenta las soluciones arquitectónicas del lenguaje “Shooting robust”, un formato en el que destaca la proa puntiaguda como un alfiler y en la que adquiere un rol protagónico la amplia mascarilla que se encarga de ocultar el parachoques; los faros son de ledes y su carcasa delgada le brinda un sello audaz a todo ese sector.

El habitáculo ofrece un buen nivel de calidad, en materiales y ensambles, y en el importante asunto de la volumetría ofrece poco espacio en la banca trasera y menos centímetros libres en el compartimiento de carga; recibe 368 litros, pero lo malo es que prácticamente no tiene profundidad. Las cotas externas son 4.375 mm de largo, 1.790 mm de ancho, 1.435 mm de alto y la distancia entre ejes se extiende hasta los 2.640 mm; el centro de gravedad se redujo un centímetro, suficiente para perfeccionar el aplomo.

Una buena noticia es que las cuatro versiones que componen la gama cuentan con siete airbags, controles de estabilidad y tracción, asistente de partida en pendiente y frenos ABS+EBD. Otro aditamento considerado de serie es la cámara trasera, dispositivo que realiza su misión con la ayuda de una pantalla táctil de 9”; el citado monitor permite acceder a las plataformas Apple CarPlay y Android Auto.

Se ofrecen dos motorizaciones y la misma cantidad de opciones de transmisión. El primer bloque es un turbo gasolinero de 1.2 litro, una enérgica planta downsizing de la que emana una potencia máxima de 114 CV y un torque de 185 Nm. La gran novedad es la presencia de una variante híbrida, ejemplar que es impulsado por un motor gasolinero de 1.8 litro, el que a su vez es asistido por un generador eléctrico autorecargable; la potencia y torque combinados son 122 CV y 142 Nm, respectivamente. El motor pequeño puede estar unido a una caja mecánica de seis marchas o a un conjunto CVT con sensación de siete desarrollos, mientras que la opción híbrida sólo puede elegirse con la mentada transmisión CVT.El Toyota Corolla Sport se construye en Inglaterra, y dentro de sus competidores se encuentran el Mazda 3, Peugeot 308 y Volkswagen Golf. El rango de precios oscila entre los $14.490.000 y $19.990.000, siendo 15 unidades por mes sus expectativas en términos de ventas.

Corolla Sport híbrido
La distancia entre ejes se extiende hasta los 2.640 mm
Corolla Sport híbrido
El compartimiento de carga recibe 368 litros
Corolla Sport
Los faros son de ledes y su carcasa delgada le brinda un sello audaz a todo ese sector
Corolla Sport - Interior
El habitáculo ofrece un buen nivel de calidad en materiales y ensambles
Corolla Sport - Volante
Cuenta con siete airbags, controles de estabilidad y tracción, asistente de partida en pendiente y frenos ABS+EBD

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.