BMW Serie 1, el compacto alemán anticipa los detalles técnicos de su tercera generación

Para el mercado europeo ya fue anunciado el debut de la tercera generación del Serie 1, ese ejemplar que debutó hace 15 años como la opción de ingreso a la marca y que para muchos significó el nacimiento de una nueva raza de automóviles alemanes de alta gama. La verdad es que ya era hora de introducir un cambio significativo, porque desde 2012 que la vigencia del citado modelo se mantenía a punta de simples actualizaciones.

La plataforma cambió en todo sentido, ajuste que le resta 10 mm de longitud y 20 mm de distancia entre ejes, para quedar en 4.319 mm y 2.670 mm, respectivamente. En este nuevo Serie 1 el motor está ubicado de modo transversal y la tracción es delantera, modificación que sienta las bases para ofrecer un habitáculo mucho más espacioso, aunque ante los ojos de los puristas la firma bávara está perdiendo uno de sus rasgos característicos; recordemos que BMW es de los pocos fabricantes que aún ofrecen ejemplares con impulsor longitudinal y tracción trasera.    

El compartimiento de carga ganó 20 litros de capacidad, quedando con 380 litros, amplitud que se extiende hasta 1.200 litros cuando se abate la banca trasera. En lo que respecta al diseño exterior, la propuesta del Serie 1 no pasa desapercibida, porque para algunos opinantes este hatchback luce una proa exagerada, cargada de elementos y trazos demasiado angulares, y para otros esta tercera generación es mucho más estilizada que las ediciones anteriores; está claro que en tema de gusto no hay reglas a seguir.

Se anuncia la presencia de variantes equipadas con tracción integral xDrive, como una forma de competir con Audi, y se informó además que en los niveles tope de gama estará presente el diferencial autoblocante en el eje delantero. Está excluida la carrocería tres puertas, habrá sólo de cinco, y el abanico de motorizaciones es muy amplia, considerándose desde un bloque turbodiésel de 1.5 litro (116 CV) hasta un poderoso impulsor turbo gasolinero de 2.0 litros capaz de erogar 306 caballos; la transmisión puede ser mecánica de seis marchas o automática de ocho velocidades.

BMW Serie 1 - Tercera generación
La presencia de una proa recargada de elementos, le resta protagonismo a la zaga.
BMW Serie 1 - Tercera generación - Interior
El habitáculo no está entre las mejores obras de este fabricante, pero cumple su rol con elegancia.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.