Volkswagen ID.R, el deportivo eléctrico inmortalizó su nombre al realizar una vuelta récord en el “Infierno Verde”

Una hazaña sin precedentes ha conseguido Volkswagen, un logro obtenido por el piloto francés Romain Dumas a los mandos del ID.R, ejemplar deportivo totalmente eléctrico que le permitió recorrer el mítico circuito de Nürburgring en un tiempo de 6 minutos, 5 segundos y 336 centésimas; el velocímetro señaló un promedio de 206,96 km/h.

La arremetida de Volkswagen despedazó el registro anterior del piloto británico Peter Dumbreck quien, en 2017 a bordo de un NIO EP9, realizó el mismo recorrido tardando 40,5 segundos más. Fue así como el Volkswagen ID.R inscribió su nombre en las páginas del gran libro que resume la historia del automóvil, porque se transformó en el vehículo cero emisiones más rápido del mundo.

Pero no se trata del único récord logrado por este bólido provisto de un electromotor capaz de producir 680 caballos, porque en junio del año pasado el mismo ejemplar con el mismo piloto se anotaron el mejor tiempo absoluto en la tradicional competencia de ascenso Pikes Peak, en Estados Unidos, al llegar a la cima en un crono de 7 minutos, 57 segundos y 148 centésimas. Y tres semanas más tarde, el imbatible ID.R volvió a hacer de las suyas pero esta vez en el Festival de la Velocidad de Goodwood (Inglaterra), cubriendo el circuito de exhibición en 43 segundos con 85 décimas.

Los ingenieros responsables de la puesta a punto del Volkswagen ID.R, tuvieron cinco meses para realizar los ajustes necesarios con miras a enfrentar uno de los circuitos más exigentes y veloces del planeta. La pista de Nürburgring es conocida como el “Infierno Verde”, un trazado que desde su apertura ha sido testigo del esfuerzo de las marcas y de innumerables pilotos por quedarse con la vuelta más rápida, atrevimiento que incluso ha cobrado varias vidas.

De este modo la electrificación pasa al siguiente nivel, se apodera de los espacios antes sólo reservados a esos súper autos equipados con motores a combustión. El logro obtenido por el Volkswagen ID.R es el inicio de una nueva era, porque para los integrantes de la división Motorsport del fabricante alemán el ID.R es la referencia de la competición futura, cuando los automóviles abandonen definitivamente el uso de combustibles fósiles para reemplazar esos motores contaminantes por plantas nutridas sólo con electricidad.

Volkswagen ID.R en Nürburgring
El circuito de Nürburgring posee veloces rectas y curvas escalofriantes, un trazado que lo convierte en un escenario sumamente peligroso.
Volkswagen ID.R
El Volkswagen ID.R cuenta con los servicios de un electromotor capaz de erogar 680 caballos, y para enfrentar este desafío recibió un nuevo atuendo aerodinámico.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.