Peugeot 2008, la segunda camada incluye una variante eléctrica

La segunda generación del 2008, el SUV compacto de la casa felina, llegará al mercado europeo finalizando el presente año, y considerando lo poco que tardan en arribar las novedades del viejo continente a nuestro país, es muy probable que ya iniciando el 2020 podamos verlo en directo. Para refrescar la memoria, el 2008 debutó hace seis años, ofreciendo en 2016 una actualización de mitad de vida; fueron cambios menores que le otorgaron un poco más de vigencia.

Pero el 2008 se fue quedando atrás, siendo opacado por la futurística belleza de sus compañeros de marca 3008 y 5008, ejemplares en los que se volcaron todos los avances alcanzados en el ámbito del diseño. Peor aún, en los citados modelos debutaba el i-Cockpit, el puesto de manejo inteligente dicho en buen español, característica que tampoco ofrecía el refresh del 2008.

Y por fin se niveló la oferta en el segmento de los SUVs, categoría en la que Peugeot está apostando fuertemente, hasta el punto de concentrar gran parte de su estrategia de electrificación en esta tipología. A partir de ahora el 2008 no sólo asume un look mucho más avanzado, portador del actual lenguaje estético de la marca, sino que detenta interesantes soluciones en las áreas de seguridad, funcionalidad y tecnología mecánica.

Exteriormente ganó tamaño, 160 mm extras de longitud, para registrar 4.300 mm entre parachoques y anunciar una entrevía de 2.610 mm. Estas aumentadas cotas le reportan un incremento de 96 litros en el maletero, 434 litros en total, un asunto que en esta tipología influye bastante en la decisión de compra.

La presencia de la “garra de león” en los faros de ledes, de los flancos decorados con pliegues angulares en dos niveles, y por supuesto que el habitáculo concebido bajo los lineamientos de la metodología i-Cockpit, convierten el 2008 en una de las opciones más atractivas de su segmento, alejándose de su compatriota Renault Captur e igualando la sofisticación de su primo hermano Citroën C3 Aircross.

En lo técnico el 2008 se ofrece con dos alternativas de motorización BlueHDi, ambas de 1.5 litro pero capacitadas para erogar 100 y 130 caballos. También se anuncian tres opciones gasolineras, denominadas PureTech, bloques que despliegan potencias de 100, 130 y 155 caballos, con un desplazamiento de 1.199 cm3 en todos los casos. La transmisión puede ser manual de seis velocidades o automática de ocho relaciones, con tracción delantera en todas las unidades del line up.    

La gran novedad es sin lugar a dudas la presencia de una opción totalmente eléctrica, una variante denominada e-2008, en la que se ofrecen 310 kilómetros de autonomía, gentileza de un electromotor capaz de producir una potencia equivalente a 136 CV; obtiene energía de una batería de 50 kWh. En una toma eléctrica domiciliaria tarda hasta 16 horas en recuperar su carga, tiempo que disminuye a ocho horas cuando se utilizan puntos específicos en las estaciones de servicio y 30 minutos, para obtener el 80%, al valerse de una fuente de 100 kilovatios.

En esta segunda generación del 2008 están presentes todos los avances alcanzados por la marca francesa en materia de diseño.
La longitud ganó 160 mm, con respecto a la primera hornada, para quedar con 4.300 mm y con una distancia entre ejes de 2.610 mm.
El puesto de manejo inteligente, denominado i-Cockpit, es otra de las novedades contenidas en el Peugeot 2008 de segunda serie.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.