Volkswagen T-Cross, el atractivo refuerzo de la firma alemana

Un interesante crossover urbano se suma al mercado local, un producto que bajo la denominación T-Cross se encargará de satisfacer las ansias de libertad y aventura de los jóvenes conductores, y también de esas personas que más allá del tema etario disfrutan de cada día como si fuese el último. El T-Cross se construye en Brasil, y está fundado sobre la plataforma MQB, que es sin lugar a dudas uno de los mayores logros tecnológicos del constructor alemán.

Este nuevo integrante del abanico de SUVs ofrecido por Volkswagen, en el que se alinean el Tiguan, Touareg y Atlas, se presenta con cotas exteriores de 4.199 mm de largo, 1.760 mm de ancho, 1.568 mm de alto y con 2.651 mm de distancia entre ejes. El diseño de la carrocería posee un marcado look deportivo, con una proa ancha que deja muy clara la identidad del fabricante, sector que incluye una amplia mascarilla, unos modernos faros de ledes y neblineros de gran tamaño; los amplios arcos de ruedas reciben neumáticos de 16 o 17”, según la versión.

La vestimenta continúa con una poderosa línea dinámica que recorre los flancos, para reforzar la propuesta con una generosa superficie acristalada, hasta rematar el conjunto con protecciones de resina abrazando la totalidad del zócalo y ostentando una zaga absolutamente moderna, zona en la que destaca la barra de luces continua que fue ornamentada con un polímero tipo “Black Piano”.

El habitáculo muestra un aspecto lozano, un ambiente ideal para los usuarios de menor edad pero de gusto refinado. Es una cabina bastante amplia, destacando en este ámbito la posibilidad de contener una carga equivalente a 373 litros en el maletero, cuando la banca trasera está en uso; al abatirla se obtienen 47 litros extras. Los materiales son ásperos al tacto, pero eso no afecta la calidad general del producto, porque los polímeros ofrecen un aspecto agradable y además se advierte que las terminaciones están muy bien ejecutadas.

Cinco versiones

Tomando como referencia una versión de entrada, Trendline, en la lista de equipamiento nos toparemos con paquete eléctrico completo, tapizado textil, aire acondicionado, computador de viaje, luces automáticas, Bluetooth, cuatro parlantes, sensores traseros, seis airbags, bloqueo electrónico de diferencial, control de tracción, frenos ABS, control de estabilidad, asistencia de salida en pendiente, anclajes Isofix y asistencia al frenado de emergencia (HBA).  

Hacia la cima del line up se incluyen otros dispositivos, como la pantalla táctil de 6,5” con acceso a las plataformas Android Auto y Apple CarPlay, cámara de retroceso, climatizador automático, sensores delanteros, sistema keyless, sensor de lluvia, detector de fatiga y Park Assist, entre muchos otros ítems. A los niveles de equipamiento Trendline, Comfortline, Highline y Limited, se suma una edición especial basada en la variante Highline, en la que se agrega carrocería bitono, sistema de sonido Beats, pantalla de 8”, navegador, cuadro de instrumentos Active Info Display, tapiz de cuero y sunroof panorámico.

En el apéndice técnico el T-Cross, que dicho sea de paso calificó con cinco estrellas en las pruebas de seguridad realizadas por el organismo independiente Latin NCAP, está provisto de un bloque gasolinero MSI de 1.6 litro, un motor capaz de erogar 110 CV a 5.800 rpm y un torque de 155 Nm desde las 3.800 vueltas por minuto. Puede estar acompañado de una transmisión manual de cinco velocidades o por un conjunto automático Tiptronic de seis desarrollos; en este caso se incluyen levas para operarla desde el volante. Sólo está disponible con tracción delantera.

El T-Cross llega a nuestro país con la firme intención de apoderarse de una buena parte de ese 33% que compone el segmento de los SUVs. Se anuncian cinco versiones, de las cuales tres montan caja automática, y cuyos precios fluctúan entre $11.990.000 y $18.190.000; se proyecta comercializar 200 unidades por mes.

La zaga exhibe un hermoso y juvenil diseño, sector que es dominado por una barra de luces continua rematada con un material tipo “Black Piano”.
El habitáculo ofrece buen espacio para cinco ocupantes, y en la lista de equipamiento destacan los dispositivos encargados de la seguridad.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.