Volvo Twin Engine, llegan las variantes híbridas de XC60 y S90

La tecnología híbrida enchufable (Hybrid Plug In), es la respuesta de Volvo a los actuales desafíos medioambientales, un tema que desde hace mucho tiempo está entre las prioridades de esta compañía. El año pasado la marca sueca comercializó 17 unidades de este tipo en nuestro país, y para el presente lustro elevó sus expectativas al doble, para lo cual está reforzando la oferta de productos.

Al conocido XC90 Hybrid Plug In, se suman dos nuevas alternativas, de los ejemplares XC60 y S90, ofreciéndose en ambos casos toda la eficiencia de un motor térmico turbo gasolinero (T8), asociado a un electromotor trifásico que permite rodar 54 kilómetros sin necesidad de recargar la batería de 400 voltios; este proceso tarda entre 3 y 6 horas cuando se utiliza una fuente domiciliaria de 220 voltios.

El impulsor T8 cubica 2.0 litros y es capaz de erogar 320 caballos, energía mecánica que al combinarse con los 87 CV que aporta el motor eléctrico, se eleva hasta los 407 caballos; también se dispone de 640 Nm de torque. La batería nunca se descarga por completo, reservándose el 25%, porque se obtiene recuperación de energía en las frenadas. El esquema técnico Twin Engine permite un rendimiento mixto de 55 km/l en el S90, y de 47,6 km/l en el XC60.

Por supuesto que tanto en la berlina como en el SUV el usuario disfruta de un alto nivel de refinamiento, expresado en cálidos detalles presentes en la cabina y con una lista de equipamiento casi interminable; el pomo de la selectora de cambios está confeccionado con cristal Orrefors.

En los dos citados modelos están considerados los modos de manejo Hybrid, Pure (100% eléctrico), Power, Individual y AWD, agregándose la modalidad Off Road sólo en el caso del XC60. En lo que se refiere a seguridad, tema en el que Volvo ha trabajado desde sus orígenes, está presente la tecnología Intellisafe, que agrupa todos los avances alcanzados en la materia, además de las asistencias Lane Keep Aid, Run off Road Mitigation, Oncoming Lane Mitigation, Pilot Assist, y el detector de punto ciego con alerta de tráfico cruzado (BLIS).

Para estas variantes híbridas se anuncian precios de $56.990.000 para el XC60, $54.990.000 para el S90, y 110 mil dólares para el XC90, modelo este último que ya estaba disponible en nuestro país. Entre los objetivos globales de Volvo está el poner en las calles un millón de unidades eléctricas para el 2025, y ofrecer además una versión eléctrica, como mínimo, en cada uno de sus modelos.

En el SUV XC60 se agrega el modo de conducción Off Road, que como su nombre lo señala permite enfrentar terrenos agrestes.
El S90 es un sedán altamente refinado, dueño de una silueta elegante y de un habitáculo en el que la lista de equipamiento parece no tener límite.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.