Fiat 120 Años, así comienza la historia de la firma italiana

El 11 de julio de 1899 nació Fiat, sigla que se refiere a Fabbrica Italiana Automobili di Torino. Desde ese momento comenzó a escribirse una historia muy interesante, un diario de vida en el que se registran varios acontecimientos que no sólo remecieron a la industria del automóvil sino que modificaron para siempre el pensamiento de la sociedad italiana.

El surgimiento de Fiat les permitió a otros países sumarse a la era de la automoción, como usuarios y armadores de vehículos. La sociedad original la formaron Felice Nazzaro, Vincenzo Lancia, Cesare Goria, Emanuele Cacherano y Giovanni Agnelli. Su primer modelo fue el 3.5 HP de 1899, que no era otra cosa que un biplaza Ceirano, marca que pasó a la manos de Fiat al constituirse la nueva sociedad; las patentes técnicas de Ceirano eran propiedad de Aristide Faccioli, un gran amigo de Lancia y Nazzaro.   

En 1906 la marca creció de un modo inusitado, sumando 2.500 trabajadores en su fábrica, instalación de la que anualmente egresaban 1.215 unidades. Pero Italia no era suficiente, había que expandirse hacia otros mercados, y así fue como en 1908 la casa de Torino decidió ampliar su red de negocios exportando algunos de sus modelos a otros rincones de Europa y a puntos geográficos más distantes, como Sudamérica. 

El tan conocido radiador tipo panal de abeja, con celdillas en lugar de serpentín, fue utilizado por Fiat en 1902, siendo el primer fabricante que se atrevió a confiar en esta tecnología; este novedoso sistema de enfriamiento se denominaba Mégevet. En 1904 la firma italiana rompió con el estilo francés, al dejar de fabricar modelos de dos asientos y trocha corta, como los De Dion o Darracq, para basar sus diseños en parámetros propios: motor longitudinal, el mismo diámetro de ruedas en ambos ejes -para ubicar dos asientos traseros-, y bloques de cuatro cilindros, más potentes y duraderos que los impulsores de dos tiempos.

La competición desde siempre estuvo en los planes de la compañía, y no podía ser de otro modo considerando que Vincenzo Lancia formaba parte de la mesa directiva. En 1904 fue producido el primer modelo destinado a las carreras, el 75 HP diseñado para largar en la Copa Gordon Bennett de ese mismo año, desafío que no tuvo buen término, aunque más tarde ese bólido venció en dos eventos, en la Copa Florio y en la trepada Eagle Rock (Estados Unidos).

Al cabo de varios éxitos deportivos, la actividad de pista cesó entre 1908 y 1911, principalmente por los elevados costos de esas aventuras, dinero que Fiat necesitaba para impulsar su proceso de expansión; en la Targa Florio de 1907, Fiat se apoderó de los dos primeros lugares del pódium, con Nazzaro y Lancia a los mandos de sendos ejemplares 28/40 HP, derivados de modelos de serie.

Problemas de liquidez afectaron el desempeño de la compañía, lo que por supuesto hizo ver al proyecto S76 de 1911 como un simple despilfarro de recursos financieros. La “Bestia de Turín” fue creada con el propósito de batir el récord de velocidad establecido por el Napier de 175 CV, para lo cual Fiat respondió con un motor de 28 litros que erogaba 290 CV y le permitía correr a 200 km/h.

Por algunos años Fiat abandonó las aventuras en las pistas, dedicándose a fortalecer los negocios a gran escala. En 1912 presentó el modelo Zero, un “torpedo” compacto y de bajo costo, el primero de siete ejemplares de estas características, saga de modelos que se transformó en el puntal de la futura consolidación de la marca italiana; y así comenzó su historia, este es el primer capítulo de una larga lista de sucesos.

Fiat cumplió 120 años, pero en esta crónica hemos resumido sus primeros años de actividad, porque si enumeráramos con lujo de detalles todo lo sucedido en más de un siglo, tendríamos suficiente material para llenar un libro… quizás dos.

El Fiat Zero, construido entre 1912 y 1915, fue el primero de siete ejemplares de bajo costo, algo así como el Ford T italiano.
En la fotografía vemos la evolución de los escudos a través de los años, una imagen en la que se resumen muchas vivencia, éxitos deportivos y avances tecnológicos.

Los comentarios están cerrados.