Volvo S60, diseño minimalista y tres opciones de motorización

Con el S60 la firma escandinava da el primer paso hacia el cese de la producción de motores alimentados con diésel, una medida drástica sin lugar a dudas pero que concuerda con los esfuerzos medioambientales que están realizando los fabricantes de automóviles a nivel global; podemos estar de acuerdo o no, pero la realidad es que este tipo de plantas motrices no son bien vistas en otros mercados.

Esta berlina se construye en Charleston, Estados Unidos, por lo que la eliminación de los impulsores diésel cobra mayor validez. En su reemplazo se ofrecerán unas eficientes unidades turbo gasolineras T4 y T5, junto a una variante T8 Twin Engine Plug In Hybrid, el mismo recurso técnico presentado hace algunos días en los ejemplares XC60 y S90.

Es importante señalar que las 50 unidades que el representante de la marca dispuso para los compradores en Chile, en un proceso de preventa online, se vendieron en un par de días. Pero ya en su develación física se espera una colocación de 160 unidades en lo que resta del año en curso, objetivo para el cual se diseñó un line up compuesto por cinco versiones cuyos precios van desde $23.990.000 hasta $44.990.000.   

El nuevo S60 posee un diseño exterior minimalista, como lo define su fabricante, con detalles que le otorgan un look distinguido pero juvenil al mismo tiempo, dualidad que le permite establecer distancia con el S90. Lo sostiene una plataforma modular SPA, la misma del XC90, registrando 4.761 mm de largo, 1.850 mm de ancho, 1.431 mm de alto y 2.872 mm de distancia entre ejes; la longitud es 118 mm más que la de un Alfa Romeo Giulia.

Los niveles de equipamiento se distinguen con los apelativos Momentum, Inscription y R-Design, siendo todos ellos sumamente completos. Pero además de los aditamentos destinados a agradar a los ocupantes, el S60 dispone de una serie de dispositivos encargados de velar por la seguridad, un asunto que para Volvo se ha convertido en su escudo de armas. Esta nueva berlina incorpora City Safety, un dispositivo que mediante la tecnología láser predice la posibilidad de sufrir una colisión y realiza los ajustes necesarios para evitarla.

Siempre en el ámbito de la seguridad, activa y pasiva, el S60 considera de forma estándar y como opcionales, dependiendo de la versión, las siguientes ayudas electrónicas: BLIS con intervención en la trayectoria de marcha, Oncoming Lane Mitigation que detecta al vehículo que viene en sentido contrario y nos regresa al carril correcto, Control Crucero Adaptativo, Pilot Assist, y Run Off Road Mitigation que evita que abandonemos la carretera por causa de alguna distracción.  

Sólo está disponible la transmisión automática Geartronic de ocho velocidades y se puede optar por unidades equipadas con tracción delantera o integral. El motor T4 es de 2.0 litros, con 190 CV y 300 Nm, mientras que la unidad T5 cuenta con el mismo desplazamiento pero es capaz de erogar 254 CV y 350 Nm. La variante T8 Twin Engine Plug In Hybrid, también cubica 2.0 litros pero la entrega de potencia se empina hasta los 402 CV combinados, en tanto que la torsión máxima alcanza los 400 Nm.

Para la firma sueca la seguridad es prioritaria, hasta el punto de anunciar que para el 2020 sus modelos no superarán los 180 km/h de velocidad máxima.
Así como el diseño exterior exhibe mejoras, que le confieren un estilo elegante y juvenil, en el habitáculo se disfruta de un grato y acogedor ambiente.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.