Autoclásica, la decimonovena edición calienta motores

Falta menos de un mes para que abra sus puertas la decimonovena edición de Autoclásica, el evento temático más grande de Sudamérica y que es organizado por el Club de Automóviles Clásicos de la República Argentina (CAC). Como es habitual, el enorme despliegue de ejemplares de época se desarrollará en el boulevard del Hipódromo de San Isidro, una muestra que promete más de 1.000 automóviles y 300 motocicletas, todos con un alto valor histórico por supuesto.  

Dentro de las múltiples actividades consideradas en la agenda, que abarca desde el 11 al 14 de octubre, están incluidos los homenajes a las marcas Citroën, Bentley, al estudio italiano Zagato y al popular modelo Chevy, un ejemplar presentado hace medio siglo en Argentina y que marcó una importante época para la firma del corbatín dorado.

Citroën cumplió un siglo de vida, razón más que suficiente para que el Club de Clásicos Citroën de Buenos Aires realice una exposición de 20 modelos de la marca, desde el 2CV de 1961 hasta un exótico SM, en un imponente stand de 900 m2 de superficie. Por su parte Bentley ofrecerá una muestra de ejemplares fabricados entre 1924 y 1972, lujoso abanico en el que destaca el modelo 4 1/4 Litre Sedanca Coupe by Gurney Nutting de 1937, ganador del “Best of Show” en Autoclásica 2005.

Los fanáticos del automovilismo deportivo también tendrán su espacio, en la carpa “Racing 50”, una especie de museo que reunirá a los bólidos de competición -o similares- de la década del cincuenta, despliegue en el que se apreciarán marcas como Maserati, Ferrari, Mercedes-Benz, Osca y Pegaso, entre otras.

El denominado “Barrio de las Motos” no se quedará atrás, ofreciendo una variopinta gama de motocicletas clásicas y celebrando los cincuenta años de la Honda CB750 Four, la primera unidad de cuatro cilindros (750 cc y 67 CV) de la firma japonesa y que se fabricó en 1969.

Con respecto a esta nueva edición, el presidente del CAC, Ricardo Battisti, comentó que “esperamos seguir elevando el estándar de Autoclásica para que todos nos continúen reconociendo como la mayor exposición de autos clásicos de Sudamérica y una de las mejores del mundo, para lo cual la convocatoria y elección de los vehículos que aspiran a participar han tenido que pasar este año por filtros más estrictos”.

Unas de las actividades tradicionales es el Autojumble, mercado donde se pueden adquirir repuestos y automobilia, además de libros y revistas dedicadas a los automóviles de época.
La muestra ha evolucionado, subiendo el nivel hasta convertirse en uno de los mayores eventos de Sudamérica y del mundo. La calidad de los ejemplares expuestos habla por sí sola.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.