BMW Z4, llega a Chile el sexto integrante de la Serie Z

Si bien se trata de la tercera generación del Z4, la historia de este modelo es más extensa de lo que parece. En 1989 fue presentado el Z1, un exótico descapotable cuyas puertas abrían hacia abajo, un esquema inédito que lo transformó en un ejemplar altamente valorado por los coleccionistas; en dos años se produjeron menos de 8.000 unidades.

Fue reemplazado por el exitoso Z3 y más tarde se develó el Z8, incorporaciones que apuntalaron la presencia de la familia Z al interior de la firma alemana. El Z4 llegó en 2003, para ser renovado cinco años más adelante, y ahora es el turno de la tercera generación, un ejemplar que debutó el lustro pasado en el Concurso de Elegancia de Pebble Beach.   

El nuevo Z4 está sostenido sobre una debutante plataforma, por lo que sus dimensiones difieren de lo ofrecido por la generación anterior. Mide 4.324 mm de largo (+85 mm), 1.304 mm de alto (+13 mm) y 1.864 mm de ancho (+74 mm), aunque la distancia entre ejes restó milímetros en vez de sumarlos, para quedar en 2.470 mm (-26 mm).

El diseño exterior mantiene todos los atributos ya conocidos, como el extenso capó que desde ahora incluye unos acentuados trazos en la mascarilla y en el parachoques, y sin olvidar esa hermosa zaga corta, arquitectura que prácticamente envía al eje trasero las dos butacas. El diseño del Z4 evoca algunas soluciones del pasado, presentes en esos sports clásicos de la vieja escuela británica.      

El techo es de lona, descartándose la capota de metal, mientras que la operación de apertura y cierre tarda 10 segundos, aconsejándose no superar los 50 km/h al momento de activar los alzadores eléctricos. El habitáculo, como lo anticipamos, está formulado para dos ocupantes, equipando arcos de seguridad fijos detrás de las butacas y un sistema de infotenimiento BMW 7.0 al que se accede mediante una pantalla de 10,25”.

Para el mercado chileno se anuncian dos variantes: Z4 sDrive20i ($35.990.000) y Z4 M40i ($55.990.000). En el primer caso se dispone de un motor TwinPower Turbo de 2.0 litros que produce 197 CV y 320 Nm de torque. En la versión M la energía mecánica se obtiene de un bloque TwinPower Turbo de 3.0 litros, del que emanan 340 CV y 500 Nm de par máximo; en ambos casos está presente una transmisión Steptronic de ocho velocidades.

El habitáculo está homologado para dos ocupantes, lo que por supuesto eleva la deportividad de este descapotable alemán. Las dos variantes incluyen la caja Steptronic de ocho velocidades.
El diseño exterior, con capó largo y zaga corta, evoca recuerdos, trae al presente la silueta que lucían los sports clásicos de la vieja escuela británica.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.