KYC, la nueva marca china de Tattersall Automotriz

Llega a Chile la cuarta marca de Tattersall Automotriz, empresa que hace algún tiempo se ha encargado de continuar el trabajo de Maco, histórico importador que en ese entonces era responsable de representar a los fabricantes Faw, ZX Auto y Lifan. Y desde ahora se agrega un nuevo nombre al portafolio, KYC, fabricante chino especializado en vehículos comerciales y que forma parte del gigante asiático Changan.

Chongqing Kuayue Automobile, o simplemente KYC, fue fundada en 1999 y desde entonces ha crecido de un modo imparable. Está presente en 50 países, es capaz de producir 150 mil unidades por año y dentro de su plan de expansión está el fabricar 450 mil vehículos en 2020; sus pretensiones pueden sonar ambiciosas, pero esta marca cuenta con los medios necesarios para cumplir sus anhelos.

La gama de productos con la que KYC irrumpe en nuestro país la componen dos modelos y siete versiones, variantes que se desprenden de las familias X5 y X5 Plus, dos vehículos comerciales que pueden ser conducidos con licencia Clase B y que difieren por su aplicación y motor. Una cualidad determinante dentro del line up es la presencia de cuatro formatos: Cargo Box, Cargo Box Frío, Pickup Cabina Simple y Pickup Cabina Doble.  

En el Cargo Box se puede optar por dos longitudes, 5.295 o 5.655 mm, y puede estar equipado con planta motriz gasolinera de 1.5 o 1.8 litro, con potencias de 110 y 132 caballos, respectivamente. En el Cargo Box Frío, que dicho sea de paso viene con un sistema de refrigeración montado de fábrica y que actúa a -5°, sólo puede elegirse el chasis largo (5.655 mm) y la unidad motriz de 1.800 cc.

En las tipologías Pickup Cabina Simple y Doble, también se puede optar por diferentes medidas de plataforma, tres para ser más precisos, y la oferta técnica incluye las dos mentados bloques gasolineros unidos a una transmisión mecánica de cinco velocidades; es la única caja disponible para estos modelos.

En toda la gama está presente un robusto chasis tipo escalera, tracción trasera, suspensión frontal de ballestas, doble rodado trasero y se ofrece una capacidad de carga que oscila entre 1.700 y 1.900 kilos, dependiendo de la tipología. En lo que se refiere a precios, KYC y su representante están realizando una interesante apuesta, con una lista que comienza en $6.490.000 y que concluye en $9.290.000, valores que no consideran los acostumbrados bonos de importador y financiamiento; hay que restarle 300 mil pesos aproximadamente.

Finalizando el presente lustro se sumará un tercer modelo a la marca, el T3, un furgón utilitario del que se desprenderán variantes Pickup Cabina Simple y Doble, además de un Cargo Box, y que contribuirá a cumplir las 2.500 unidades que Tattersall Automotriz busca vender el próximo año.

Es un vehículo robusto y equipado con un amplio espacio de carga, ofreciendo además un puesto de manejo ergonómico y fácil de reconocer. El aire acondicionado forma parte de la dotación estándar.
La variante Cargo Box Frío cuenta con un sistema de enfriamiento que trabaja a -5 grados, equipamiento que viene desde fábrica, una ventaja que no ofrecen sus competidores.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.