Ford Mustang March-E, fue develada la variante eléctrica del “pony car”

Si bien no se trata del Mustang que todos conocemos, aerodinámico y deportivo, igual es un hecho destacable que el “pony car” abandone su zona de confort para mostrarnos lo que puede hacer vestido de crossover y, más extraño aún, alojando un motor eléctrico en su vano frontal. Nos guste o no, la electrificación del automóvil es imposible de detener así que lo mejor es aceptar las cosas como son y acostumbrarnos a ver ejemplares como el Mustang March-E rodando por las calles.  

Está claro que Ford busca darle pelea al Jaguar I-Pace y Tesla Model Y, dos ejemplares que fueron muy bien recibidos en el mercado. El Mustang March-E ofrece las mismas ventajas de los citados exponentes, entre las que se cuentan una amplia carrocería tipo crossover homologada para cinco ocupantes y un enérgico electromotor en el que se anuncia una autonomía de 600 kilómetros, según el ciclo WLTP (World Harmonized Light-duty Vehicle Test Procedure).

La información circulante confirma que se ofrecerán dos opciones de batería, 75,7 y 98,9 kWh, ambas refrigeradas mediante líquido e instaladas en la plataforma del vehículo. Están considerados tres modos de uso, Whisper, Engage y Unbridled, programas electrónicos que no solo modifican la dinámica sino que también la iluminación interior y las gráficas proyectadas en el clúster digital. Debuta la tecnología “Phone as a Key”, la que permite acceder al vehículo utilizando una aplicación en el celular, aunque de todos modos las puertas se pueden abrir ingresando una clave manualmente.

En lo que se refiere a recarga, el fabricante comunicó que utilizando el cargador específico (Ford Connected Wallbox) se obtienen 62 kilómetros de uso por cada hora, mientras que con un cable de tipo doméstico se acumulan 14 kilómetros en ese mismo periodo de tiempo; al utilizar una toma de 150 kW la batería recupera 93 kilómetros en 10 minutos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.