Maserati GranTurismo Zéda, el comienzo de la electrificación

Importantes noticias llegan desde Italia, más precisamente desde las altas esferas de Maserati. Se ha confirmado que el célebre GranTurismo y su versión descapotable GranCabrio, ejemplares de los que se han comercializado más de 40 mil unidades desde 2007, dejarán de producirse para dar paso a un ambicioso plan de electrificación el que además involucra la transformación de la fábrica de viale Ciro Menotti.

El anuncio de esta nueva era no podía ser solo de palabra, porque una variante especial del GranTurismo, ideal para coleccionistas, llegará para despedir como corresponde a un modelo tan exitoso. Su nombre es GranTurismo Zéda, apellido que en el dialecto modenés significa “Z”, una letra que grafica muy bien lo que este deportivo representa para la casa del tridente, el final de una leyenda.

A simple vista en el Zéda destacan las superficies con efecto satinado claro, que derivan a un color metaluro bruñido. La parte central se hace más profunda, llegando al azul Maserati que evoluciona y se hace más energético, eléctrico, casi como un organismo vivo; es un exterior futurista obra del Centro Stile Maserati.

Y con el anuncio del estreno de un súper deportivo eléctrico en 2020, le decimos adiós al GranTurismo, ejemplar presentado en el Salón de Ginebra en 2007 y cuya vestimenta le fue encomendada al estudio Pininfarina. Nació como una interpretación moderna del Maserati A6 1500 de 1947 y se convirtió en uno de los ejemplares más emblemáticos en la historia de la marca.

Mantiene las especificaciones mecánicas ya conocidas, ámbito en el que destaca la presencia de un potente motor V8 de 4.7 litros desarrollado por Ferrari, unidad motriz que produce 460 caballos y 520 Nm de par máximo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.