Honda Racing, la división deportiva de la firma japonesa cumplió 60 años

Fue 1959 cuando una motocicleta fabricada por Honda se vio por primera vez en la competencia contrarreloj Isla de Man, con el piloto Naomi Tanoguchi dejando muy en alto el nombre de la compañía. Pero la carrera deportiva de Honda Motor comenzó cinco años antes, cuando su fundador, Soichiro Honda, tomó como un reto personal llevar a su empresa hasta las más altas esferas del motorsport.

Primero fue en el mundo de las dos ruedas, con el legendario modelo RC142 batiéndose contra las escalofriantes curvas de la Tourist Trophy, en la Isla de Man; los cinco pilotos de Honda realizaron una gran carrera, cruzando la meta en sexta, séptima, octava y décima posición en su categoría.

Pero Honda aún era un joven fabricante de automóviles, en Japón y el mundo, cuando se transformó en nada menos que la primera marca de esa nación en probar suerte en las ligas mayores, en los circuitos de la Fórmula 1. El monoplaza RA271 tardó dos años en desarrollarse, debutando en 1964 en el Grand Premio de Alemania, en el circuito de Nürburgring.

Un año después el Honda RA272 (1965) alcanzó su primera victoria en la máxima categoría, en el GP de México, logro conseguido por el piloto Richie Ginther y que convirtió a Honda en la primera marca japonesa en adjudicarse un triunfo en la Fórmula 1.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.