Hyundai Tucson Turbo, un SUV al que no le faltan caballos

Dos nuevas versiones del Tucson llegan para reforzar la oferta de modelos de la firma surcoreana en nuestro país, un par de ejemplares en los que se advierte la impronta de los productos desarrollados dentro de la estructura N, en los cuales la potencia y la deportividad son sus atributos más destacables.

La principal diferencia se encuentra bajo el capó, donde está presente una planta motriz turbo gasolinera de 1.6 litro que produce 177 CV a 5.500 rpm y 265 Nm desde las 1.500 vueltas por minuto; para asumir estos erogues se optó por una transmisión de doble embrague y siete velocidades.

Pero además del impulsor más potente, este SUV ofrece algunos elementos distintivos en el exterior, como las llantas deportivas de 19”, la parrilla y manillas cromadas, las luces con tecnología de ledes, el techo panorámico y los cristales tintados, entre otras ornamentaciones. Las cotas son las mismas que se anunciaron en el facelift del año pasado, entre las que destacan los 4.475 mm de largo y los 2.670 mm de distancia entre ejes, por lo que brinda una generosa volumetría interior.

Incluye de serie climatizador dual, pantalla táctil de 8”, Bluetooth, paquete eléctrico completo, retrovisores calefaccionados y asiento del conductor eléctrico, mientras que la versión 4WD Limited añade asientos delanteros calefaccionados, tapiz de cuero ecológico y portalón trasero con accionamiento eléctrico. En términos de seguridad incorpora seis airbags, frenos ABS, control de estabilidad (ESP), asistencia en ascenso (HAC) y en descenso (DBC), control de crucero y asistente de estacionamiento delantero y trasero.

La variante con el nivel de equipamiento Sport FL cuesta $18.490.000, en tanto que la unidad identificada como 4WD Limited se anuncia a un precio de lista de $22.990.000; el importador ofrece una garantía de cinco años o 100.000 kilómetros, lo primero que ocurra.

Los comentarios están cerrados.